La ‘España vaciada’ y el 10N: un escenario para la vuelta del bipartidismo

La ‘España vaciada’ y el 10N: un escenario para la vuelta del bipartidismo

Por Ángel A. Giménez

La España vaciada se llena de expectación en época electoral. Un total de 26 provincias con dos, tres, cuatro y cinco escaños en juego pueden convertirse el próximo 10 de noviembre en el escenario más propicio para el regreso del bipartidismo de PSOE y PP gracias a la probable caída de Cs.

Es comprensible que socialistas y populares pretendan llevarse el caudal de votos que perderá la formación de Albert Rivera, a tenor de las encuestas publicadas hasta la fecha. Si se analizan promedios y porcentajes, el 10N puede propinar a Ciudadanos un duro golpe.

La España vaciada representa un tercio de los escaños del Congreso, 350 en total. Los 101 diputados en liza provienen de los dos que da Soria, los tres que dan Ávila, Cuenca, Guadalajara, Huesca, Palencia, Segovia, Teruel y Zamora; y los cuatro que proceden de Albacete, Álava, Burgos, Cáceres, León, Lleida, Lugo, Ourense, La Rioja y Salamanca.

A estas circunscripciones cabe sumar las que reparten cinco escaños: Cantabria, Castellón, Ciudad Real, Huelva, Jaén, Navarra y Valladolid.

Un vistazo geográfico se centra, por tanto, en la España interior y despoblada y en zonas costeras con un interior también vaciado. Es un vasto fragmento de país al que ya aluden todos los programas electorales de los partidos.

Las elecciones del 28 de abril supusieron, aquí, un incontestable triunfo del PSOE, pues logró 42 escaños, muy lejos de los 26 del PP, los 19 de Cs (en ambos casos sin contar la coalición de Navarra Suma) o los 4 de Unidas Podemos. La formación de Pablo Iglesias prácticamente desapareció de la España vaciada y Vox apenas arañó un par de diputados.

Sorprendió la irrupción del partido de Albert Rivera: consiguió un escaño en Albacete, Ávila, Burgos, Guadalajara, Huesca, León, Cáceres, Palencia, La Rioja, Salamanca, Segovia, Teruel y Zamora; y además en Cantabria, Castellón, Ciudad Real, Huelva, Jaén y Valladolid.

En muchas de estas provincias el porcentaje de votos que necesitó para llevarse un escaño fue bajo, teniendo en cuenta los promedios que han exigido dichas circunscripciones: un 17 por ciento en Cáceres o cerca de un 16 en Palencia, por citar dos ejemplos. Consecuencias de la fragmentación, en este caso del espacio del centroderecha.

Como recuerda a Efe el profesor de la Universidad Complutense y experto electoral, Rafael Rubio, en los comicios de abril bajaron las medias tradicionales para arrastrar el último diputado de los que estuvieran en juego.

Por esta razón, entre otras, el analista de la empresa demoscópica 40dB Pablo Arnaldos, tras fijarse en las dinámicas de las encuestas publicadas, vaticina un varapalo a Cs el 10 de noviembre, ya que, si se sigue moviendo en un porcentaje de votos a escala nacional del 12 por ciento, podría perder en la España vaciada una quincena de los diputados amarrados.

El trasvase llegaría casi por completo al PP, gran beneficiado de la deriva de la formación “naranja”.

Ahora bien, puntualiza Arnaldos, si Rivera y su partido comienzan a recuperarse estas semanas y elevan la expectativa al 14 por ciento de los sufragios, la caída se suavizaría considerablemente.

El presidente de Gad3, Narciso Michavila, certifica a Efe la relevancia que en el 10N puede alcanzar la España vaciada, donde, apunta, residen “la mayoría de los escaños en juego”.

Si bien percibe que los cambios se producen “dentro de los mismos bloques ideológicos” (de Cs a PP, por ejemplo), el experto augura que el PSOE, en esta España despoblada, será el ganador, aunque con “una significativa recuperación” de los populares.

Conclusión: “El retorno al bipartidismo es mayor en las provincias con menos escaños”, afirma.

Rafael Rubio rememora el precedente de la repetición electoral de junio de 2016, cuando “el voto se concentró, en general, en términos ideológicos y no en el eje viejo-nuevo”, describe.

Hace tres años, respecto de las elecciones de diciembre de 2015, recalca que el PP mejoró en 14 escaños en las provincias menos pobladas, en tanto que el PSOE perdió 5. El diferencial del bipartidismo (+9) se superpuso al bloque de los “nuevos partidos”, Cs y Podemos, (diferencial de -5).

Este experto ha contabilizado las provincias en las que hubo cambios de asignación de voto entre diciembre de 2015 y junio de 2016. En las 14 en las que se registraron movimientos, sólo Jaén, Lleida, Ourense, Salamanca y Guadalajara eran de las de cinco o menos escaños a repartir. En tres, Ourense, Salamanca y Lleida, el bipartidismo salió favorecido.

Su veredicto: “Las provincias de la España vaciada proporcionalmente cambian menos la distribución de escaños que las provincias más pobladas, pero cuando esto ocurre son más propicias a que el escaño pase de las nuevas fuerzas al bipartidismo”.

Publicado en EFE

Una evaluación del lobby en España: análisis y propuestas

Autores: Manuel Villoria Mendetia, Esteban Arribas, Jorge Fernández-Rúa, Ildefonso
Hernández, Elena Herrero-Beaumont, Fernando Jiménez, Carmen Mateo, Rafael Rubio.
Año: 2014
Editorial: Transparencia Internacional España
ISBN: 978-84-697-1238-2

Sinopsis: Este libro, editado por Transparencia Internacional España, busca poner el foco en el estado actual del lobby en España a través de dos vertientes: primero, su situación actual en relación al contexto político y social y, segundo, su regulación presente y futura.
En ese sentido, su objetivo es hacer un estudio de carácter deductivo en el que se presentan hasta 13 casos reales producidos en el mundo de los asuntos públicos españoles para que, a través de la descripción de los expertos que firman el análisis, el lector pueda entender el funcionamiento de los public affairs en nuestro país.

Para ello se exponen ejemplos del sector energético, del sector financiero, del sector farmacéutico e, incluso, del propio sistema institucional.

2millones de nuevos votantes para las próximas elecciones municipales

Estaba cantado pero nadie pensaba que el gobierno fuera a ser tan diligente en este tema, hoy el abc apunta como las previsiones para las próximas elecciones municipales son de casi 2.500.000 de nuevos votantes.
Entre 500.000 y un millón de votantes que podrán hacerlo a través de la Ley de Memoria Histórica, y casi 1.500.000 inmigrantes inscritos en el censo en España, de ellos 1.100.000 son mayores de edad, pero habría que analizar si tendrían derecho a voto, para lo que deberían cumplir los requisitos en los que el gobierno, unilateralmente, ha decidido cifrar la reciprocidad exigida constitucionalmente para conceder el voto a extranjeros en España:

– haber residido legalmente en España de manera ininterrumpida durante cinco años anteriores a las elecciones;
– estar inscrito en el padrón municipal
– solicitar la inscripción en el censo electoral de extranjeros.

De momento, desde principios de año, se han firmado convenios con Colombia, Perú, Argentina, Islandia, Trinidad y Tobago, Ecuador, Burkina Faso, Cabo Verde, Chile y Paraguay, se esperan dos más en junio con la República de Corea y Nueva Zelanda. Y entre los Estados que ya reconocen el derecho de voto a los españoles, y con los que cabría aplicar la reciprocidad, quedarían pendientes Bolivia, Uruguay y Venezuela.